Se venía venir. Tras el revuelo que causó su desafortunada frase, Cacho Castaña suspendió el show de mañana, en el Teatro Radio City de Mar del Plata. Según el productor del espectáculo, Lino Patalano, el artista se encuentra con presión alta y, por recomendación médica, no podrá realizar el show.

El doctor le prohibió actuar, hay un certificado. Estaba ensayando, pero viene mal de salud hace un tiempo”, comentó Patalano, en diálogo con el ciclo Involucrados (América TV), sin dar detalle sobre el próximo show, fechado para el próximo 7 de febrero. Sin embargo, corrió el mismo destino; fue cancelado.

En días anteriores, a Castaña se lo pudo ver en la playa, acompañado de su amigo y compañero de escenario, Matías Santoianni. El cantante porteño apareció bastante desmejorado de salud, usando un tubo de oxígeno y requiriendo de ayuda para movilizarse.

Castaña necesitó la ayuda de su pareja y de su amigo para refrescarse (Crédito: Paparazzi)

Esta artillería a cualquier ser humano… y más a él que está delicado”, agregó el productor del espectáculo, haciendo referencia al castigo social que recibió Castaña por su decir públicamente: “Ante una violación inevitable, relájate y goza”.

Según señaló el ciclo Intrusos, la cancelación tiene relación directa con el escándalo; habrían tomado la decisión por miedo a un escrache de parte del público. De hecho, la prensa no tenía permitido acceder al show para registrar imágenes. Se buscaba cuidar la imagen de Cacho.

Otro detalle que se señaló fue una supuesta caída en la venta de entradas y un escrache a uno de los móviles de promoción del show. Todo esto les habría dado el indicio de que era mejor suspender el espectáculo.

Por el momento, la única presentación que sigue en pie tiene fecha para el 13 de abril, y será en Rosario. Allí el show se dará en el City Center.