Los días de paz y tranquilidad parecen llegar a su fin para Carolina “Pampita” Ardohain. Mientras la modelo se encuentra descansando en Miami, su hermano Guillermo se encuentra baja la lupa de la Justicia, tras ser denunciado por su ex novia, Victoria Garay (18), por violencia de género.

Según trascendió, el pasado viernes, el odontólogo Guillermo Ricardo Ardohain (32) habría maltratado física y verbalmente a su ahora ex novia, con quien llevaba tres años de relación.  La joven, modelo y estudiante de abogacía, realizó la denuncia del hecho ayer domingo, luego de recorrer varias dependencias de la Policía para que le aceptaran la denuncia.

Guillermo junto a su hermana, Pampita, y su ahora ex novia, Victoria Garay. (Crédito: Instagram)

“Fui a hacer una denuncia por violencia de género. Es increíble las vueltas que te dan, aunque tengas la cara golpeada, te derivan a cualquier comisaría con tal de no tomarte la denuncia”, escribió Garay en su cuenta de Twitter, atrayendo la atención de la prensa.

En diálogo con el diario Clarín, la joven detalló lo ocurrido la noche del viernes 9: “Nos insultamos, que en las peleas era habitual. Empezó a gritarme. Obviamente le grité yo, y entonces me empezó a agarrar fuerte, yo queriéndomelo sacar. Empezamos con gritos y terminé con moretones en la cara y en el cuerpo“.

Las marcas de golpes que le habría dejado el hermano de Pampita las enseñó en su Instagram, red social donde la modelo eliminó todas las fotografías que compartía con su ex, en señal de que ya no hay recuperación posible de la relación.

La prueba que dio a conocer Garay en su cuenta de Instagram (Crédito: Instagram)

Según relató a otros medios, había empezado su relación con Guillermo Ardohain cuando tenía tan solo 16 años y se encontraba aún en la escuela. Nunca sintió que la enorme diferencia de edad fuera una barrera. Tampoco las violentas discusiones que mantenían regularmente eran motivos para un rompimiento, aunque si fueron las causantes de varias idas y vueltas en la relación.

Como se sabe, Pampita es muy unida a sus hermanos Leonardo y Guillermo, más con este último, quien suele acompañarla a eventos y estuvo presente en su cumpleaños, celebrado en México. La denuncia por violencia de género que ahora pesa sobre su hermano es un trago amargo que le cuesta digerir.

Tal como ocurrió con el nacimiento de Magnolia, Caro Ardohain mantiene silencio sobre hecho.