La estrella de cine Salma Hayek revela todos los detalles en la columna del “The New York Times” del acoso sexual que recibió en el 2000 mientras se realizaba el rodaje de la película “Frida” por parte del productor cinematográfico Harvey Weinstein.

La actriz comenta que en múltiples ocasiones  fue acosada por el productor e incluso amenazada de muerte, la mexicana revelo que en primera instancia no pensó que su testimonio fuese a cambiar algo, pero después se percató que contar lo sucedido era la única manera de pasar la pagina…¿Por que esperar tanto? Quizás no había tenido el coraje suficiente, pero ahora lo hizo y vaya que es una historia fuerte.

Aparentemente muchos tenían miedo al poder de Harvey y el impacto que podría tener su declaración, lo que convirtió esta serie de abusos en un secreto a voces en Hollywood; todos sabían o habían escuchado algo pero nadie confirmaba nada.