Como muchos ya sabrán, la actriz venezolana Marjorie de Sousa y el también actor de origen argentino Julián Gil, llevan poco más de un año en plena disputa por la guardia y custodia del pequeño Matías.

Los conflictos legales entre la expareja no han cesado, impidiendo a Gil ver a su hijo tanto como le gustaría y en un ambiente apropiado, ya que los encuentros padre e hijo solo se dan en forma esporádica y bajo supervisión, cosa que no beneficia a Matías ni a su padre Julián.

Gil se encuentra en una lucha que al parecer estar dando resultados a su favor, pues el pasado mes de julio se dio a conocer los resultados del perito médico que indican que Matías se encuentra en perfectas condiciones de salud, por lo cual no hay impedimento en que éste conviva de forma sana y positiva con su padre.

Julián expreso su entusiasmo por los resultados emitidos a través de un comunicado, “Hoy gracias a Dios y al Sistema de Justicia mexicano salió la sentencia donde el Perito Médico se pronunció notificándole al Juez que el estado de salud de Matías es saludable y que nada ni nadie impide mi sana convivencia con mi hijo”.

Un paso que lo lleva a estar más de cerca a lo que el actor quiere lograr, poder convivir con su hijo, “Querido Mati, pronto estaremos juntos. Tus hermanos y familia te esperamos con mucho amor”.

Mientras tanto, continúan las visitas supervisadas en el centro de convivencia de la Procuraduría de la Ciudad de México, donde padre e hijo logran verse por unos pocos minutos.