El cantante y autor de 19 años, Shawn Mendes,se prepara para lanzar pronto su tercer disco y ha decido hablar sobre su lucha contra sus problemas de ansiedad en su sencillo In My Blood.

#ShawnMendesTheAlbum Midnight 📷 @elirusselllinnetz

A post shared by Shawn Mendes (@shawnmendes) on

La ansiedad de Mendes llegó a su punto más álgido cuando cumplió 18 años, estando en su primera gira.  Antes de lanzar la canción dijo: “estaba tan preocupado de que las personas dijeran ‘Este niño siempre está triste”. Sin embargo, dice, “la gente con la que no he hablado en todos estos años me ha enviado mensajes de texto y correos electrónicos diciendo: “Amigo, es tan importante lo que hiciste“.

El cantante alcanzó la fama a una velocidad muy acelerada, produciendo que su realidad se distorsionara. “Estaba en un espacio mental tan malo. Es tan abrumador tener éxito. Y eso suena a una mi*** cuando lo dices. Porque es  ¿y ahora? ¿Cómo lo mantienes? ¿Cómo mantienes el éxito cuando ya lo tienes?, ¿Sabes realmente por qué tienes éxito? Amigo, fue el peor“, aseguró. “Me ponía a llorar una vez a la semana. Solía pensar que todo el mundo quería atraparme“.

#ShawnMendesTheAlbum Midnight x

A post shared by Shawn Mendes (@shawnmendes) on

Terminada la gira, Mendes tuvo la oportunidad de enfocarse en sus problemas. Ahora, para relajarse, dice, ocasionalmente beberá “Soy adulto en Canadá”, pero nunca demasiado. Después de todo, él no quiere convertirse en una de esas estrellas adolescentes. Shawn afirma “Hay una cosa en mi cabeza: ten cuidado, ten cuidado“.

Con su nuevo disco, el cantante espera que los fans noten un lado más maduro en él. Es consciente de la imagen que ha creado: “Shawn Mendes, el chico bueno. El chico súper dulce“. Y aunque “eso no es algo malo“, explica, “también quería que la gente entendiera que yo también soy humano“.

@bbmas !!!

A post shared by Shawn Mendes (@shawnmendes) on