Adamari López vuelve a las pantallas y se ve más bella que nunca
Actualidad

Adamari López vuelve a las pantallas y se ve más bella que nunca

La actriz y presentadora puertorriqueña Adamaris López de 47 años confirmo esta semana su recuperación y de por fin estar ya en casa tras haber estado hospitalizada por casi un mes.

Adamari hizo una llamada telefónica a Telemundo específicamente al programa Un nuevo día y anunció su estado de salud. La actriz dio a conocer lo feliz que estaba por encontrase ya mucho mejor y de haber salido del hospital. Adamari dijo:  “Estuve bien delicada, no pensé que una influenza se podía complicar tanto, hay muchas cosas que no recuerdo de este proceso que viví en estas últimas semanas, pero estoy bien en camino a recuperarme”, dijo para el canal el lunes 19 de noviembre informaba el pasado lunes 19 de noviembre.

Ante la buena nueva, Rashel Díaz, Marco Antonio Regil y Héctor Sandarti, se sintieron emocionados y complacidos. La presentadora ya se encuentra en su hogar recuperándose poco a poco con la compañía de su actual pareja el bailarín español Toni Costa, y de su hija que ha estado presente en todo momento con su madre.

La actriz a pesar de ya estar en casa, aún debe tomar reposo y por ahora no podrá regresar al trabajo ni a sus actividades normales.  “En el proceso hubo muchos cambios de los que hay que irme recuperando y lleva su tiempo”, explicó la actriz vía telefónica a sus compañeros de trabajo. Al parecer el proceso de total recuperación le tomará algunas semanas más, mientras la carismática presentadora dejó verse por sus seguidores en el clip navideño de Telemundo del 2018. Cabe destacar que este video fue grabado antes de que la presentadora cayera en la influenza que la llevó al hospital.

Aunque en el corto video Adamari solo aparece por un breve instante muestra su mejor sonrisa luciendo como siempre bella con vestido rojo brillante, reflejando alegría y buen ánimo para todo ese público que la sigue. Esta increíble mujer ha enseñado a todos que es más importante las ganas de vivir y el entusiasmo para vivirla con optimismo, que cualquier enfermedad y a pesar de todo lo que ha pasado, siempre ha demostró que siempre está con una actitud inquebrantable.