Las MEJORES frases que han dicho los niños

Todos sabemos que los niños pueden ser muy ocurrentes. A veces su honestidad e inocencia pueden ser una mezcla muy divertida. Los padres seguramente han reído por horas al escuchar las ocurrencias que sus hijos dicen. Algunos incluso las han compartido para que todo el mundo las pueda saber y reír con ellos.

Estas son algunas de las frases más divertidas que los niños han dicho.

Google

David, 4 años: Mirando el Guernica de Picasso, dijo: «Pero ¿qué desorden es éste?».

 

Irene, 9 años: Una noche estaba durmiendo con su madre y le dijo la niña muy seria: «Mamá, eres como una rosa». Y su madre, emocionada, preguntó «¿Por qué, cariño?». Y ella respondió: «Porque te pinchan las piernas como si tuvieras espinas».

 

Almudena, 4 años: Estaba Almudena jugando y su madre estaba tumbada en el sofá viendo la tele cuando llamaron a la puerta. Su madre le dijo: «Almu, abre, que es tu padre». Y Almudena le contestó: «Abre tú, que es tu marido».

 

Patricia, 4 años: Patricia se perdió un día en un centro comercial, se acercó a un guardia de seguridad y le dijo: «Perdone, se han perdido mis papás». Y él le preguntó: «¿No te habrás perdido tú?». Y Patricia contestó: «No, no, yo estaba viendo los juguetes».

 

Cristina, 7 años: Ésta es una nota que Cristina les dejó a sus padres un día que la castigaron: «Queridos padres: Me voy de casa porque no me merezco vivir aquí. Un beso, Cristina. Estoy en el garaje, adiós».

 

Google

Pablo, 5 años: Un día le dijo a su madre: «Mamá, ¿sabes cuál es mi mayor tercer deseo? ¡Comerme un melón entero!». «¿Y el primero y el segundo?», le preguntó su madre. Y Pablo dijo: «¡Todavía no lo he pensado!».

 

María, 5 años: Un día le dijo María a su madre: «Mamá, ¿sabes qué es un hongosexual?». «No, mi vida, ¿qué es?», le preguntó su madre. María contestó: «Pues es como un guay, pero que le gustan los chicos».

 

Alejandro, 5 años: Alejandro estaba en la piscina con su padre tomando el sol y le preguntó de repente: «Papá, si yo me pongo muy moreno, ¿seguiré hablando español?».

 

Paco, 8 años: Un día que estaba lloviendo muchísimo, la hermana de Paco comentó: «Esto parece el Diluvio Universal». Y entonces dijo Paco: «El Diluvio Universal, y yo sin conocer el amor».

 

Iván, 6 años: «Los mayores son fuertes y no lloran de dolor... Lloran de tristeza, de amor, de cebolla...».

 

Historias que te pueden gustar

www