Trucos para levantarte más fácil por las mañanas

Las mañanas son difíciles, especialmente cuando suena la alarma. Si eres de las personas que presionan el botón de snooze más veces de las que puedes contar entonces necesitas un cambio. Este hábito es perjudicial para nuestra rutina diaria porque nos hace comenzar el día desmotivados y sin energía.

Lo mejor para el cuerpo y el humor es levantarse a la primera y comenzar con las actividades. Los expertos dicen que para iniciar una nueva meta como un negocio, un libro, una pieza de arte, un nuevo trabajo, lo mejor es levantarse temprano. La disciplina es importante pero debes recordar que la hora en la que te levantas es parte de tus hábitos y eso es lo que debes de cambiar. Para hacer esto es bueno comenzar desde la noche anterior con los cambios.

Dreams

Prueba estos sencillos trucos para hacer tu rutina matutina algo que disfrutas y no tengas pereza el resto del día. Cada uno de estos trucos son pequeños hábitos que puedes incluir en tu vida con mucha facilidad y poco esfuerzo.

Come bien la noche anterior
Para poder levantarte fácilmente es importante que cuides tu alimentación. No consumas bebidas alcohólicas, comidas muy condimentadas o picantes, café, dulces o chocolates. Evita también comer alimentos muy pesados y mejor solo consume una cena ligera.

Practica
Esto puede sonar muy loco pero una manera de levantarte temprano es practicando. Acuéstate en la cama con tu ropa de noche, activa tu alarma y visualiza que vas a hacer cuando suene la alarma. Cuando la escuches levántate y apagala. Repite esto al menos diez veces por noche para acostumbrarte a que debes levantarte cuando suene la alarma.

YouTube

Configura la alarma
Utiliza nuevos sonidos para que tu cerebro no se acostumbre al sonido que usas siempre. Si puedes cambiar el nombre de la alarma, escribe un mensaje motivacional para leer y que te de ánimo al levantarte. También puedes dejar tu despertador/teléfono del otro lado de la habitación o en un lugar difícil de alcanzar para que tengas que levantarte a apagarlo.

Pequeñas recompensas
Puedes hacer varias cosas para que la idea de levantarse no sea dolorosa. Deja preparado el café o la tetera con agua para ahorrar trabajo y tiempo. Puedes dejar una pequeña recompensa para levantarte como tu revista favorita en la cocina para leer o un nuevo jabón relajante para la hora de bañarte.