Si los hombres leyeran esto entenderían mejor el idioma de las mujeres

Cuando un hombre te dice “Es que no te entiendo” podría no estar exagerando en realidad, ya que aquí entre nos, debemos confesar que tenemos una manera muy complicada de comportarnos; y a quién engañamos, ni siquiera nosotras nos entendemos. El mundo femenino va mucho más allá de ropa, dietas, chismes, amores platónicos y películas románticas (aunque eso sí ocupa un gran espacio en nuestras vidas), se trata de comprender cómo con una mirada o una mueca podemos revelar una gran historia personal. A continuación te compartimos una serie de reacciones de mujeres que solo pueden comprender ellas mismas.

¿Entienden?

El verdadero significado del ¡Haz lo que quieras!

El verdadero significado del ¡Haz lo que quieras!

La mirada matadora de las chicas.

Imagínate esta escena cotidiana, estas en una discusión  con tu pareja, y luego de varias palabras subidas de tono, y de esos momentos en los que él pareciera no comprender tu idioma, te cansas usas el arma mortal: "Haz lo que quieras".  Los hombres no comprenden, pero cualquier mujer sabrá que esta es la cara que pones cuando él no comprender el sarcasmo y te dice: “Bueno amor, entonces iré con mis amigos y nos vemos más tarde”. Es increíble como una expresión tan específica no logra darse a entender frente a los ojos de los hombres, que luego se quejan de ser incomprendidos por sus hermosas novias. Si tan solo ellos comprendieran que esta cara significa: “Ni se te ocurra hacerlo o las cosas se van a poner terribles”.

¡Oye, te estoy coqueteando!

¡Oye, te estoy coqueteando!

Escena de película.

Quizá sea una mala manera de coquetear porque ellos simplemente no lo entienden, pero tu amiga sabe exactamente que al momento de hablar agresivo, despacio y marcado a un hombre,  estás tratando de ser sensual y captar su atención. Hombres, cuando una chica se comporte como Helga, la niña del moño rosa en la caricatura de Hey! Arnold, seguramente está intentando ser sensual y llamar su atención, aunque muy a su exótica manera de seducir. ¡Todas lo sabemos!