Amigas de Arantxa Sanchez Vicario la defienden de sus padres
Actualidad

Amigas de Arantxa Sanchez Vicario la defienden de sus padres

Hay un largo camino entre ser la numero uno en el tenis y arruinarse por completo. El programa Lazos de sangre presentó la noche del jueves la historia de la familia, Sánchez Vicario, centrándose principalmente en la tenista más popular del país Arantxa Sánchez Vicario.

El show contó con participaciones especiales de las amigas de la tenista, como lo es, la actriz Mónica Pont, María Escario, comunicadora social y la periodista deportiva Cristina Cubero.

En 1971, los padres de Arantxa le daban la bienvenida al mundo y a sus vidas, siendo la menor de 4 hermanos, justo de tras de Marisa, Emilio y Javier. Empezó a jugar al tenis a la corta edad de 4 años junto a sus hermanos, pero ella era la que se destacaba. Sus padres notaron su potencial y decidieron que se dedicaría al tenis. Ganó el campeonato de España a la edad de 13 años y obtuvo una beca en un instituto alemán de Marbella.

Pero Arantxa Sánchez Vicario, se mostró en su primera entrevista, triste, llorosa y sin ganas de separase de su familia para ir a una escuela en la que nadie habla español, excepto el chef con el que contaba la institución, pero sin importar lo que quisiera Arantxa, su padres ya habían tomado la decisión de que asistiría a esta escuela.

El director de la institución, Klaus Hofsass, comento a  Lazos de Sangre que Arantxa lamentaba mucho la distancia tan larga que la separaban de sus padres.

A la corta edad de 16 años, la tenista competía en los que sería sus primeros Juegos Olímpicos, y su madre, Marisa Vicario, no se separó de su hija ni un minuto.

Magui Serna, tenista que jugó con Arantxa, confesó su admiración por ella y afirmó que “jugar contra ella era muy duro. No te iba a regalar nada. El famoso espíritu de Rafa Nadal ya lo tenía Arantxa ……. Siempre fue un referente para mí, crecí queriendo ser como ella”. Arantxa Sánchez Vicario, con tan solo 20 años, triunfaba ganado dos medallas en los Juegos Olímpicos de Barcelona 92. Siendo la primera española en ser número uno en el tenis a los 23 años.

Por otra parte, Mónica Pont, otra de sus fieles amigas, expreso que “tú eres como una hermana para mí” refiriéndose a Arantxa.

La ex tenista siempre mantuvo una buena relación con sus hermanos. Su madre comentó que se llevaba fenomenal con ellos. “Emilio es su icono”, y ella a su vez admiraba muchísimo a su familia aseguraba Coral Bistuer.

No te puedes perder