Existe una polémica que surgió hace varios años donde el protagonista de dicho problema Woody Allen de 82 años es acusado por su hija adoptiva Dylan Farrow, de haber abusado sexualmente de ella cuando tenía 7 años.

Al parecer, la situación no parecía ser aclarado del todo después de que los magistrados al no encontrar indicios de delito alguno sobre el caso de Allen y su hija adoptiva, lo han declarado inocente.

Sin embargo, no hay duda de que muchos de sus amigos si decidieron juzgarlo por sus propias cuenta. En el caso de Colin Firth, Greta Gerwing, Ellen Page, Mira Sorvino y Natalie Portman son algunos de los intérpretes que la larga lista de los que no quieren volver a trabajar con él.

Por ello, La mujer de Javier Bardem vuelve abrir la polémica  gracias al movimiento Me Too que sacude Hollywood causado por el delito del cineasta. De esta manera se pregunta si trabajar o no trabajar con él. Pues Penélope  está a favor de volverlo a iniciar ya que es un caso que no está aclarado. Comenta: “Lo importante aquí es que si hay un caso que no está claro, en donde sea, ¿por qué no abrirlo de nuevo? Estoy a favor de eso”