Las protestas en el centro de Buenos Aires son, lamentablemente, parte de la vida diaria. Más allá de la legitimidad de los reclamos, hay episodios de violencia que no deberían ocurrir. La actriz y cantante Oriana Sabatini (21)  puede dar cuenta de ello, porque hace pocos días tuvo que atravesar por una dramática situación por culpa de un grupo de furiosos taxistas.

Catherine Fulop, madre de la joven actriz, fue quien dio a conocer el hecho en Infama Recargado (América TV). Según relató, todo ocurrió el pasado jueves, cuando su hija regresaba de Córdoba y se dirigía en un remis hasta el Hotel Intercontinental para presentar el film Perdida, del que forma parte. Fue en ese entonces cuando el vehículo donde viajaba se detuvo por una manifestación que realizaba el gremio de taxistas contra Uber, y allí sucedió lo impensado.

“Los manifestantes empezaron a golpear el auto de manera violenta. Le pinchan las ruedas y Oriana, ante la violencia, empieza a ponerse muy nerviosa. El remisero le trataba de mostrar a los taxistas que no era un chofer de Uber. Pero le seguían golpeando el auto”, contó la actriz venezolana.

Como el comunicación había fracasado y los taxistas seguían con su acción violenta, el chofer del remis busco escapar; se subió a su vehículo y arrancó, con la mala suerte de pisar el pie de uno de los protestantes. Ahí todo empeoró.

“Cuando llegó a la esquina el semáforo se puso en rojo y las personas que se estaban manifestando corrieron al auto con piedras y explotaron los vidrios. Oriana dentro del auto a los gritos y llorando. Nadie hizo nada y estaba la policía”, relató la mamá de Oriana, llena de angustia por la situación que le tocó pasar a su hija.

“Los taxistas iban en contra de ella porque decían que se había tomado un Uber”, sostuvo, agregando que pudo haber salido gravemente herida de la peligrosa situación: “Pudo haber pasado cualquier cosa”.