Gerard Butler encuentra su casa en Malibu totalmente quemada
Actualidad

Gerard Butler encuentra su casa en Malibu totalmente quemada

El terrible incendio que está asolando al condado de Los Ángeles, en California, viene siendo noticia desde hace varios días. Ya varias celebridades han tenido que ser desalojadas de sus viviendas para poder salvaguardar sus vidas.

Uno de ellos fue Gerard Butler, estrella de 300 y varias películas de gran renombre de estos últimos años. Cuando pudo volver a su domicilio, se encontró con una terriblemente desafortunada sorpresa: su casa había sido quemada hasta los cimientos.

“Regresando a mi casa después de estar evacuado en Malibú. Un momento desolador para toda california. Me siento inspirado como nunca por el coraje, espíritu y sacrificio de los bombero. Gracias @LosAngelesFireDepartment. Si pueden, apoyen a estos valientes hombres y mujeres vía @supportLAFD.org. Link en la biografía”.

Muchos medios y fans han comentado su publicación para brindar su apoyo al actor. Butler realizó varias publicaciones para mostrar los estragos que el incendio causó a lo largo de toda California. Más tarde compartió un par de videos donde se mostró manejando su auto por la ciudad, enseñando todo el desastre que las llamas causaron en la localidad.

“Manejando por Point Dume el sábado. Me duele el corazón por todos aquellos que han perdido sus hogares y sus vidas en California. Yo fui uno de los afortunados, mi casa fue sólo parcialmente destruida. Un montón de gente ha perdido todo y tendrán que reconstruir toda su vida desde los escombros. Yo me encuentro bien y muy agradecido a todos los que enviaron sus buenos deseos. Por favor envíen su apoyo a todos aquellos que más lo necesitan aquí, y en toda California. Por favor, únanse a mí si pueden”.

Al final del mensaje deja un link para que todos aquellos que puedan, envíen su ayuda económica a las víctimas del incendio: gofundme.com/cause/californiafires.

Butler es uno más, junto con celebridades como Caitlyn Jenner, que han perdido sus hogares entre las voraces llamas. Muchos otros han sido evacuados y esperan en localidades seguras a que pase el desastre. Toda California está en vela. Se cuentan hasta el momento 31 muertos y 100 desparecidos y los costes de los daños son incontables.