Piqué debe pagar esta enorme cantidad para evitar ir a la cárcel
Actualidad

Piqué debe pagar esta enorme cantidad para evitar ir a la cárcel

Las multas de tránsito son siempre el karma que nos toca a quienes conducimos un vehículo. Parece que las celebridades no pueden escapar a esta desgracia tampoco. Así podemos verlo con Hernán Piqué, que ahora tiene que desembolsar una gran cantidad de euros para pagar por una multa que la guardia urbana le impuso gracias a una infracción.

El pasado lunes, la guardia urbana descubrió que el jugador del Barcelona estaba conduciendo sin su respectivo carnet habilitante y Piqué tuvo que ir a tribunales. El titular del Juzgado de Instrucción 27 de Barcelona sólo se tomó 15 minutos para condenarlo por delito contra la seguridad vial, falta que el futbolista admitió de inmediato.

La suma total de la infracción es de 48000 euros, nada más ni nada menos. Durante el proceso, el abogado del infractor pidió que se le permitiera salir por la puerta trasera pero el juez dictaminó que “sería tratado como un ciudadano común”, por lo que se le negó este privilegio y tuvo que salir por la puerta del frente, donde lo esperaban todos los medios.

Tanto en la entrada como en la salida, el marido de Shakira se negó a hacer cualquier tipo de comentarios, cosa que no sorprende, ya que tanto él como su mujer han sido siempre muy esquivos con las cámaras y los micrófonos.

Cabe decir que este no es el primer desencuentro que el futbolista tiene con las autoridades viales. Ya hace dos años, en el mes de octubre del 2014, mientras iba conduciendo acompañado de su hermano, Marc Piqué, quien estaba al volante. La guardia urbana, en esta ocasión, le llamó la atención al conductor y de inmediato procedió a labrar el acta por encontrarse el auto estacionado, desde hacía 15 minutos, en una zona para ómnibus.

El defensor del Barça decidió bajar del vehículo e increpar al oficial diciendo cosas como “Esta denuncia va a quedar en nada porque llamo a tu capo y me la quita” “sois una vergüenza, me da asco vuestro trabajo y la Guardia Urbana es una vergüenza” y “me estáis multando porque vais a comisión, porque no tenéis dinero y os tenéis que llevar comisión”. Los dos acababan de salir de un club nocturno en ese momento.