Se quería parecer a su estrella de K-pop favorita y se gasta US$100,000
Actualidad

Se quería parecer a su estrella de K-pop favorita y se gasta US$100,000

En todas las épocas han surgido ídolos que inspiran a la juventud a seguir determinados modelos. Sin embargo, hoy en día esas pasiones pueden llegar hasta extremos completamente insospechados. Tal es el caso de Oli London, un joven de 28 años que se ha gastado 75000 libras en cirugías para parecerse a Jimin, cantante del popular grupo de k-pop, BTS.

Su historia comienza en 2013, cuando Oli vivía en Corea. Por aquellos años BTS estaba comenzando a dar los primeros pasos en su carrera musical, a penas siendo reconocidos en su propio país. Fue entonces que surgió la obsesión del joven británico por esta banda.

Pero su obsesión va más allá de la banda y su música en sí mismas, sino que se focaliza más bien en el cantante principal, Jimin. Según declaraciones del joven. Él solía ser muy inseguro principalmente por sus problemas de acné. Pero cuando vio a los idols coreanos, quedó obsesionado con la apariencia de los jóvenes orientales.

“Todos se ven increíblemente perfectos y cuando veo sus vídeos me pongo a llorar porque son tan hermosos”.

Decidido a verse tan perfecto como sus ídolos, London comenzó a hacerse una serie de cirugías. Empezó con una gran modificación en su nariz, la cual, según él, siempre le había parecido demasiado grande.

Después de cinco años sometiéndose al quirófano para lograr poco a poco su apariencia soñada, Oli London ha gastado unas 75000 libras en operaciones de todo tipo.

“Me han hecho una reducción del ángulo mandibular, que consiste básicamente una cirugía de línea mandibular”. Hicieron incisiones dentro de mi boca y limaron los huesos de mi maxilar para darle más estructura.

También tengo un implante de silicona en el mentón y me practicaron un implante de grasa en las mejillas y luego fue rellenado con botox.

Me pusieron botox en los labios también y más botox por todos lados. También me sacaron toda la grasa de mi pecho”.

Así hablaba el joven británico en una entrevista al reconocido Daily Mail. Su historia se difundió en gran medida a través de Facebook y poco a poco fue ganando el interés de los medios.

Actualmente, London planea hacerse una cirugía para modificar la forma de sus ojos y que se vean rasgados como los de su ídolo.