Ir en el metro es una mezcla de sentimientos, emociones, dudas e incógnitas, nunca tendrás un viaje aburrido si sabes apreciar y ver bien a tu alrededor, porque la vida siempre te pondrá una divertida escena que querrás documentar o compartir con tus seres queridos al llegar a casa.

Estas cosas solo se pueden ver en el metro de México.