Los escándalos de abuso sexual que se han revelado de productores o actores de Hollywood ha conmocionado a la industria y el mundo, al ser un caso muy frecuente en las actrices conllevando a la organización del movimiento “Times Up”. Esta vez no está involucrada una celebridad importante pero no pasa desapercibida.

La actriz juvenil Bella Thorne confeso mediante su red social Instagram que fue abusada sexual y psicológicamente hasta los 14 años de edad, luego de la presentación de los Globos de Oro. “Nunca supe lo que estaba bien o mal cuando crecía… No sabía que la persona que entraba sigilosamente en mi habitación por la noche era una mala persona”, recuerda la intérprete de Famous in Love.