Este no tan conocido síndrome lo padecen millones de personas a nivel mundial y muchos de ellos aún no han sido diagnosticados, según estudios la mayoría de los casos son mujeres.

Los síntomas suelen ser muy comunes, empieza con un supuesto resfriado y poco a poco va deteriorando el entusiasmo por pararse de la cama, por lo que la idea de ponerse en pie se vuelve tan difícil hasta de pensarlo; este síndrome afecta a la población mundial desde un 15% hasta un 30% de millones de personas, y las personas más comunes en padecerlo son mujeres.

Según la Clínica Mayo’ “El síndrome de fatiga crónica es un trastorno complejo caracterizado por fatiga extrema que no puede atribuirse a ninguna enfermedad preexistente. La fatiga puede empeorar con la actividad física o mental, pero no mejora con el descanso”. Esta situación se agrava más, ya que al realizar estudios sobre los casos, se estima que más del 90% de los afectados no han sido diagnosticados.