John Reid decidió donar los órganos de su hijo Dakota, de solo 16 años, cuando falleció en un accidente de tráfico hace un año.

El receptor del corazón ha querido agradecerle su gesto altruista con un bonito detalle que ha logrado arrancarle las lágrimas a John: un osito de peluche con los latidos del joven corazón en su interior. Su mujer Stephanie grabó la reacción del padre al abrir el regalo y colgó el vídeo en us cuenta de Facebook.

John empieza a llorar cuando ve que en el interior del paquete, junto a la nota, hay un oso de peluche vestido con una camiseta que dice “El mejor papá de todos”. Seguidamente, rompe a llorar del todo cuando presiona el oso y empieza a escuchar los latidos del corazón de su hijo, que fueron grabados por el receptor del corazón durante un electrocardiograma.