Tips para hablar en público sin miedo
Instant-article

Tips para hablar en público sin miedo

No todas las personas son oradores por naturaleza. Algunas sufren de ansiedad y de nervios al hablar frente a un público. Muchas veces los discursos se hacen frente a un salón de clases o solo con algunos compañeros de trabajo, pero, estos pequeños grupos son suficientes para hacer sudar a las personas que no saben hablar en público. Todo esto puede cambiar y se puede aprender, incluso, a hablar frente un público grande. Como todo en la vida, es necesaria la práctica. Sigue estos consejos cuando debas hablar en público y podrás vencer poco a poco el miedo para convertirte en un excelente orador.

 

  1. Busca inspiración

Siempre hay personas que saben hacer las cosas mejor. Busca a los mejores oradores y aprende cómo lo hacen ellos. Puedes ver videos en YouTube o utilizar la famosa página de conferencias TED para observar a los expertos. Presta atención a sus movimientos corporales, el volumen de su voz, el ritmo de sus palabras y sus silencios.

 

  1. No improvises

La regla número uno para las personas que tienen dificultad para hablar en público es: NO IMPROVISAR. Cuando te pones nervioso es más difícil anticipar tus palabras. Lo mejor que puedes hacer si te cuesta hablar frente a otras personas es estudiar el tema. Escribe un discurso e intenta aprenderte los puntos principales. Investiga y aprende acerca de lo que hablaras y no intentes inventar nada en el momento. Lo mejor es escribir tus ideas antes de la presentación y estudiarlas con mucho tiempo de anticipación. Mientras mejor sepas el tema más seguridad tendrás y esto se notará a la hora de hablar.

 

  1. ¡Practica!

No dejes nada al azar. Una vez hayas escrito tus ideas y estudiado el tema, practica. Puedes iniciar frente a un espejo. Intenta decir tu discurso de corrido sin trabarte y sin utilizar muletillas. Luego puedes pedir ayuda a un amigo o amiga y recitarles la presentación. Asegúrate de practicar con la presentación de Power Point, si es que tuvieras una. Es importante saber utilizar el material a tu ventaja. Practica pasar de una diapositiva a otra sin dificultad y sin perder el hilo de tu discurso.

 

  1. Anticipa los problemas

No esperes hasta el momento de la presentación para revisar los puntos técnicos. Llega al lugar con media hora de anticipación para asegurarte que el sonido funciona, que tu presentación es compatible con el equipo y que todo está en orden. Tener estos temas resueltos con suficiente tiempo te ayudará a concentrarte en la parte hablada de tu discurso y te quitará una preocupación de la mente. Es recomendado, también, tener un plan B por cualquier eventualidad. Lleva tu propio ordenador o haz una copia de seguridad de tu presentación. Prepárate para cualquier eventualidad que se te ocurre. Como lo hemos dicho, estar preparado te ayuda a estar menos nervioso.

 

  1. Habla claro y se breve

Es importante no aburrir a tu público, ya que un público responsivo y sonriente es mucho menos abrumador que un público con cara de pocos amigos. Asegúrate que tu presentación sea clara y concisa. Utiliza palabras adecuadas para el público que te escuchará. No utilices palabras rebuscadas, complicadas o técnicas si el público no es un experto en el tema. Cuando practiques mide el tiempo que te toma hacer el discurso y decide si es una cantidad de tiempo prudencial o si es posible que sea mas corto.

 

No hay una receta mágica para hablar bien en público. Lo más recomendado es la práctica y lanzarse sin miedo a cada una de las experiencias que puedas tener. La próxima vez que tengas que dar un discurso recuerda estos tips y relájate.