Durante mucho tiempo se crearon estereotipos de lo que es una mujer perfecta para los hombres, siempre se creyó que una mujer sumisa era ideal, con una figura impecable, curvas marcadas y una cara bonita. Eso era importante y era lo que se creía que una mujer perfecta debía ser para complacer a un hombre, pero ni debes complacer a un hombre, ni es eso lo que ellos buscan.

A pesar de que por muchos años se creyó que los hombres eran materialistas y superficiales respecto a sus gustos por el sexo opuesto, hoy se revela la verdad sobre lo que ellos opinan que es una mujer perfecta y definitivamente es algo que quieres descubrir, porque te hará sentir mejor contigo misma.