Los lugares turísticos más embrujados de Ciudad de México
Curiosidades

Los lugares turísticos más embrujados de Ciudad de México

Si eres valiente podrías intentar completar este recorrido del terror. En la Ciudad de México se albergan mágicos rincones y calles de ensueño, pero también tiene un lado oscuro lleno de fantasmas y casas embrujadas. La ciudad tiene más de cinco siglos de historia por lo que es natural que algunos lugares no tengan cosas tan lindas que contar. Si te interesa lo paranormal y los cuentos de miedo estos sitios “turísticos” son para ti. Visita bajo tu propio riesgo y no olvides tomar fotos.

El Palacio de Lecumberri

Antes de su clausura, este edificio fue una cárcel. El motivo de su cierre de debió a que la situación se salió de control. Los prisioneros sufrían de violencia, hambre y caos. Se cree que las almas de los que murieron en este lugar aún vagan por los pasillos con la esperanza de algún día encontrar la paz y poder descansar.

Callejón del aguacate

A simple vista puede parecer como un simple callejón, uno más de la gran ciudad. Pero, las historias cuentan que Lázaro Cárdenas se reunía en este sitio a jugar ouija y a practicar magia negra. Una noche el tablero le dijo que uno de los asistentes le iba a traicionar y lo iba a matar. Así que otro se le adelantó a Lázaro y decidió matarlo primero. En esta calle también se han reportado asesinatos brutales de niños y jóvenes.

La isla de las muñecas

Esta historia es muy perturbadora. Cuentan que en esta isla murió ahogada una joven y el propietario, llamado Julián, comenzó a experimentar sucesos paranormales. Para protegerse colgó muñecas, de todo tipo, alrededor de la isla. Sin embargo, no le sirvió de mucho porque varios años después él también murió ahogado.

Casa la Moira

Cuenta la historia de esta casa abandonada que en los años sesenta un pequeño niño, llamado Marco, se aventuró dentro. Pero, salió corriendo rápidamente porque se dio el susto de su vida. En la casa vio a otro niño, de su misma edad, colgando de una viga. Años más tarde Marco volvió y esta vez no salió. Lo encontraron ahorcado en la casa.

El callejón del diablo

Este es un lugar de terror en el que los vecinos reportan haber visto a satanás. Además, se cree que se realizan rituales satánicos en los cuales se dejan ofrendas, que desaparecen sin razón.

La casa de Don Juan Manuel

La casa se encuentra en el centro histórico y se dice que allí vivió Don Manuel, un hombre que le vendió su alma al diablo. La razón de venderle su alma al diablo fue supuestamente para que le dijera con quién le era infiel su esposa. Satanás le dijo que si quería saber quién era saliera de su casa a las 11 pm de esa noche y la primera persona que se cruzara en su camino era con quién su esposo le era infiel. Don Juan Manuel salió de su casa esa noche y mató al primer hombre que vio. Pero, al parecer se confundió de víctima. Ahora, se supone que todas las noche se aparece en el mismo lugar buscando a la persona correcta.