Enzo: el bebé millonario
Actualidad

Enzo: el bebé millonario

 

Estando a muy poco de la esperada final de la copa Libertadores, con un clásico como el que se viene, la fiebre futbolera está a tope, y los fanáticos de cada equipo pueden llegar a hacer cosas muy locas. Como es este caso de un hombre que acaba de ser padre a nada de la gran final, y decidió ponerle a su hijo Agustín Enzo River Plate.

Las normas del registro civil para cuestiones de nombres se han tornado mucho más laxas que en tiempos pasados, con una lista de nombres de la que uno no tenía ninguna posibilidad de salirse. Pero ya hemos visto multitud de casos bizarros de padres que nombran a sus hijos según sus pasiones.

“A todo el mundo le digo que es una enfermedad hereditaria. La pasión se transmite. Tuve opiniones de todo tipo, pero le agradezco a mi señora que me apoyó siempre. Desde el día uno supe que se iba a llamar así”, explica el padre sin un ápice de duda respecto de esta tan controversial decisión que, obviamente, ha levantado un gran revuelo desde que se hizo pública la noticia.

No obstante, hubo algo de ayuda del azar en esta decisión. La madre eligió el nombre Agustín, el padre, Enzo, por Enzo Francescoli, y como tercer nombre eligió River. Sin embargo, para el padre la criatura estaba destinada a llevar ese nombre, y explicó:

“Hace poco cambió la ley que permite llevar el apellido de la madre antes que el del padre, así que coincidió todo. Ya vino con un título debajo el brazo, que fue la Supercopa que ganamos en marzo”. Casualmente, la abuela materna del niño se llama Ana Sofía Plate, con lo que el nombre calzó justo.

Según cuenta el padre, la madre del neonato, alumbrado el 16 de octubre en Pinamar, estuvo de acuerdo desde el primer momento. “Se levanta  y se acuesta con River”, explica Nahuel Bejarano, el flamante padre que ahora es noticia.

Así, el primer partido que verá Enzo resultará el superclásico de la copa Libertadores. Sin duda alguna este fanático será quien más festeje si el resultado de la copa llega a favorecer al millonario.